domingo, 15 de febrero de 2015

Oso de agua (Tardígrado)

El gran Andrés Montes decía "¡Salinas! ¡La vida puede ser maravillosa!". La naturaleza también puede serlo. Y el animal de hoy refuerza con potencia esta afirmación. El oso de agua, es un animal asombroso y extraordinario como pocos. Esta pequeña creación de la naturaleza (no miden más de 2 milímetros), es famosa por ser el animal más resistente del mundo (más que las cucarachas que tenemos en el estío valenciano -Cucarachis fallerensis-). Pero antes de explicaros sus características excepcionales, conozcamos un poco al animalejo en cuestión.


“¡Venga hombre! ¿Este oso de gominola con cámara antigás es la especie más resistente del mundo?” Pues sí, listo, que eres muy listo y hablas sin saber. Ya te lo decía tu madre cuando eras pequeño: “aguarda jovencito, quieto ahí”, y tú no le hacías ni caso porque eres un atarantao, y lo sigues siendo. Continúa leyendo, anda…


El oso de agua debe su nombre al parecido que tiene con los osos nadando 

Los osos de agua se encuentran activos siempre y cuando una película de agua rodee su cuerpo. ¿Y qué pasa cuando no tienen agua? “Que se mueren, como todo ser vivo”. Pues no, ya te has vuelto a columpiar. En condiciones desfavorables (falta de agua o congelación, por ejemplo) o situaciones extremas, el oso de agua se acuerda del refrán “abriga bien el pellejo, si quieres llegar a viejo” y entra en un estado de latencia, conocido como criptobiosis (en el que es capaz de reducir voluntariamente el agua de su cuerpo, sustituyéndolo por un azúcar especial). La criptobiosis le permite sobrevivir durante años en inactividad, hasta que las condiciones le vuelven a ser favorables. En el periodo en el que el oso de agua está en periodo de criptobiosis, su metabolismo se reduce, e incluso puede llegar a cesar temporalmente

Así se queda el tardígrado en estado de criptobiosis: hecho un guiñapo

Pero lo verdaderamente sorprendente es que el oso de agua puede permanecer en este modo “Me-enfado-y-no-respiro” durante varios años sin despertar (hasta 4, según los estudios). Y, en ese estado, tú tocas al oso de agua, intentas jugar con él, le hablas con delicadeza, le tocas suavemente la oreja, le soplas, le preguntas que qué le pasa y siempre te dice lo mismo: “¿A mí? Nada…”. (No, maridos, novios y amantes, no es lo mismo que os pasa a vosotros. No penséis mal)


Gracias a su capacidad de “autocongelarse” los tardígrados pueden sobrevivir en las siguientes condiciones (todo lo que se dice a continuación no es coña, tiene evidencias científicas):
  1. Temperaturas desde casi el cero absoluto (-273º) hasta 150 ºC
  2. Radiación ionizante, rayos X y ultravioleta (1.140 veces la dosis letal humana)
  3. Presiones muy altas (de 6.000 atmósferas). Esto es comparable a la presión que se tiene en una fosa abisal marina de 10.000 metros de profundidad multiplicado por 6. Para que os hagáis una idea, la presión en la superficie del planeta Tierra es de 1 atmósfera. Los seres humanos que más resisten la presión son los buceadores de apnea, que pueden llegar a soportar hasta 21 atmósferas.
  4. Su capacidad de resistir altas presiones, así como altos niveles de radiación, le permiten sobrevivir en el espacio exterior. De hecho, la NASA (2011), la Agencia Europea Espacial (2007, Proyecto Tardis) han mandado tardígrados al espacio, en el exterior de vehículos espaciales y han sobrevivido.
  5. Inmersión en alcohol puro (bueno, vale, esto no es tan sorprendente; muchos seres humanos también pueden)
  6. Resistencia al CO2 y polución

Vamos, que a los tardígrados no les destruye ni Kim Jong-un (el jefe de estado de Corea del norte, para los que no veis el telediario) con todos sus pepinos nucleares.
Ahí tenemos al peque surgiendo repentinamente de una rama, cual Légolas de los bosques

Pero, ¿cómo pueden sobrevivir en estas condiciones? ¿Cómo pueden aguantar su piel y sus órganos, sin lastimarse? Los investigadores afirman que esto todavía sigue siendo un misterio que pero se cree que la causa de su resistencia está relacionada con mecanismos especiales de reparación del ADN. Según esta teoría, los tardígrados tendrían un sofisticado sistema de reparaciones urgentes del ADN que debe mantenerse activado a full time, aun en estado de criptobiosis.
Topo de nariz estrellada, el primo mayor del oso de agua

Debido a esta resistencia tan brutal, los tardígrados pueden montarse el chaletito donde les rote. Se han encontrado tardígrados en el Ártico, en el Antártico, a más de 600 metros de altitud (Nelson, 1995) y en fosas oceánicas (Nelson y Marley, 2000), a 4700 metros de profundidad (Renaud-Mornant, 1987). Cómo veis, cito a autores, para dar más credibilidad a lo que escribo. Postureo bibliográfico.
No obstante, la mayoría de los tardígrados son terrestres, y se pueden encontrar en musgos, líquenes o helechos, aunque también es común encontrarlos en medios húmedos como arroyos, lagos, aguas oceánicas…
Oso de agua yendo a pedir cita con el nutricionista

¿Cuál es el menú diario de los osos de agua? Pues algas, criptógamas (planticas), rotíferos y nematodos (seres vivos muy pequeños)
Esta foto me recuerda un poco a Homer Simpson en el mundo de chocolate 

Y ¿cuánto vive un tardígrado? Parece ser que no existen muchos estudios sobre el ciclo vital de los osos de agua, pero se sabe que pueden llegar a vivir hasta 2 años y medio, aunque, si incluimos los periodos de criptobiosis, pueden llegar a vivir varios años más.
Alien-huevo de oso de agua


Y aquí terminamos por hoy. La próxima semana, después de varios animaletes pequeños, tendremos uno de considerable tamaño. 

3 comentarios:

  1. Me encantó el artículo, muy ilustrativo y completo

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS FUISTE UNA BUENA FUENTE DE INFORMACIÓN. GRACIAS DE NUEVO...

    ResponderEliminar
  3. Este animal es genial e indestructible, ¡gracias por ayudarme en mi exposición!

    ResponderEliminar